El tiempo libre y la educación en valores – 100 años de ciudadanía Scout

Haciendo gala de su pasado disciplinado y aventurero, el 1 de Agosto de 1907 el general Robert Baden-Powell tuvo la feliz idea de hacer sonar su legendario cuerno kudu en la isla de Brownsea a las 8 de la mañana. Con ello quedaba inaugurado el primer campamento scout que unos días antes había organizado en esta pequeña isla situada junto al puerto de Pool, al sur de Inglaterra. Se iniciaba así la historia del escultismo, toda una filosofía del tiempo libre, de la educación informal y de la participación ciudadana basada en la formación integral de niños y jóvenes como “exploradores” (scouts).

Para los grupos scouts que están de campamentos, el 1 de Agosto ha sido un día especial porque se han unido a la cadena de grupos que en todo el mundo ha celebrado el Centenario en una actividad llamada Amanecer Scout. Aunque ha sido propuesta por los organizadores del XXI Campamento mundial que se celebra cada cuatro años y recibe el nombre de Jamboree (nombre que Baden Powell dio al primer campamento internacional de 1920 y que en Swahili significa “Hola”), todos los grupos se han sumado a esta iniciativa. Fue sencilla. Los grupos se desplazaron a una montaña o un lugar simbólico donde ven nacer el día y renuevan la promesa scout.

Aunque el número de participantes valencianos en el Jamboree 2007 que se ha celebrado de nuevo en el Reino Unido no ha sido tan numeroso como otros años, el compromiso del Movimiento Scout Católico de la Comunidad Valenciana en la conmemoración del aniversario ha sido masivo y significativo. Desde los grupos instalados en la Valldigna, hasta los grupos perdidos en Gredos, Montes Universales o Pirineos, todos han celebrado el centenario no sólo haciendo memoria de su momento fundacional sino proyectando en el tiempo sus expectativas de futuro.

Resulta curioso comprobar cómo muchos que se reían o ridiculizaban de quienes practicaban el escultismo católico o formábamos parte de grupos análogos como la Organización Juvenil Española (OJE) durante la década de los setenta, ahora se aproximan al cobijo de los grupos scouts para que sus hijos lleguen respetuosamente a la naturaleza, realicen actividades de tiempo libre, vayan de campamentos y se formen en valores al amparo de una parroquia, un colegio o un club juvenil. Aunque se trata de una evolución lógica en las mentalidades y las generaciones, va siendo hora de analizar en serio la dimensión cívica del escultismo y no despreciar los valores democráticos de quienes no se han guiado por las tres “M” del 68: Marx, Mao y Marcuse.

Los millones de jóvenes que mantienen viva la promesa scout y los más de 5000 inscritos en la Federación de escultismo de la Comunidad Valenciana son una prueba de que se trata de una organización más valiosa, plural y abierta de lo que piensan sus detractores. Mientras que los progres desprecian la cultura de milicia, la uniformidad y la centralidad de las oraciones en los actos con los que se inicia y culmina el día, los más reaccionarios desprecian su proximidad con la naturaleza, el valor de la fraternidad y la voluntad permanente de superación y servicio.

Los centenarios son ocasiones importantes para incidir en lo fundamental y prescindir de lo accesorio. Lo fundamental sigue siendo la constelación de valores que se promueven en el proyecto educativo del escultismo. Lo accesorio es todo aquello que han introducido quienes lo han querido instrumentalizar política, económica o sectariamente.

El proyecto educativo del escultismo no pertenece al pasado, está preñado de elementos que lo mantienen vivo y que sus líderes actuales deben mantener despiertos. Sabemos que hay dos amenazas importantes: las modas culturales y las presiones de los grupos nacionalistas. La primera puede reducir el escultismo a un simple movimiento social neoprogre similar al pacifismo, al ecologismo, al feminismo. La segunda lo puede convertir en semillero de cuadros políticos y sindicales para conseguir a través de parroquias o colegios lo que no se consigue en otros espacios públicos.

Estos meses en los que se ha puesto de moda la Educación para la Ciudadanía, además de fijarnos en los programas gubernamentales de civilidad, deberíamos fijarnos en los hábitos de ciudadanía que se transmiten en la educación no formal, es decir aquellos hábitos que adquieren nuestros hijos en la música, la noche, la televisión o la calle. Como alternativa a ellos, comprobaríamos que el éxito de Baden Powell al volcarse en la naturaleza, el tiempo libre y la participación como ejes de esta educación informal no estaba sólo en la confianza que tenía en los jóvenes y el amor a la vida como servicio, estaba en un proyecto cívico animado por la figura del “explorador”. Una figura de la vida como misión, sacrificio y misterio, pero también una elegante metáfora de la aventura, la alegría y la ilusión.

Agustín Domingo Moratalla
Profesor Titular de Universidad, Depto. de Filosofía del Derecho, Moral y Política.
Universidad de Valencia

Sección – Marinero en tierra
5 de Agosto de 2007, en Las Provincias.
Publicado con autorización del autor

LEY SCOUT:

Con más o menos diferencias, la Ley Scout es la misma para todos los scouts del mundo, sin importar país, raza o credo.

Pueden cambiar las palabras, el orden o incluso la cantidad de puntos, pero la esencia es la misma.

  1. El / la Scout es digno de toda confianza.
  2. El / la Scout es leal.
  3. El / la Scout sirve y ayuda al prójimo, sin esperar recompensa ni alabanza.
  4. El / la Scout es amigo de todos y hermano de los demás Scouts.
  5. El / la Scout es cortés.
  6. El / la Scout valora la naturaleza, y respeta animales y  plantas.
  7. El / la Scout no hace nada a medias.
  8. El / la Scout es animoso/a ante las dificultades.
  9. El / la Scout es económico y respeta el bien ajeno.
  10. El / la Scout es puro en sus pensamientos, palabras y obras.

Movimiento Scout Católico
federació d’escoltisme Valencià
C/ Balmes, 17 46001 – Valencia   Tel. 963153240   Fax. 963153242
De lunes a viernes: de 9:30 a 13:30 y de 16:00 a 20:00
WEB: www.scouts-es.net   E-Mail: fev.msc@scouts-es.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*